¿Cuál es la cerradura más fácil de abrir en la actualidad?

Deciros cuál es la cerradura más fácil de abrir no es cosa sencilla. Existen muchos tipos de cerraduras que pueden ser abiertas sin complicaciones tanto por los cerrajeros de https://www.cerrajeros-gandia.es como por los ladrones. Por esta razón, si poseéis una cerradura que tiene unos cuantos años en vuestra puerta, lo más recomendable será que la cambiéis lo antes posible, pues mientras que la cerradura sea más antigua, más fácil será para un ladrón poder forzarla a la hora de pretender entrar en vuestra propiedad. Puede contar con nuestros cerrajeros 24h Boadilla

Una cerradura sin anti bumping, la más fácil de abrir

No cabe duda que una cerradura sin anti bumping está entre las cerraduras más fáciles de abrir por los ladrones e intrusos. Así que, si vuestra cerradura posee muchos años de antigüedad, es muy seguro que no posea la técnica del anti bumping, y por lo tanto sea muy fácil de manipular.

El modo de funcionamiento de este tipo de robo es muy fácil. Los ladrones solo deben introducir en la ranura de la cerradura una llave que está especialmente diseñada para forzar cualquier cerradura. Luego, dan algunos ligeros golpes con un martillo a la llave, lo que hace que los pitones vayan encajando y en consecuencia van girando el engranaje hasta que se abra la puerta. Como veis, esta técnica es muy sencilla y por ellos los robos con bumping son lo más comunes de encontrar.

¿Cómo evitar el bumping?

Solo debéis tomar dos medidas para evitar se robado por medio del bumping.

Vuestro primer paso es instalar un escudo protector alrededor de la cerradura. Así, con esta estrategia el ladrón no podrá saber qué marca tiene la cerradura, y por ende, si no la conoce, no podrá aplicar la técnica del bumping, porque cada marca de cerradura requiere de una llave especial bumping para poder abrirse.

Vuestro segundo paso será, en cuanto tengáis oportunidad, instalar un nuevo bombillo antibumping y retirar el anterior. El bombillo antibumping posee un diseño y forma similar al tradicional, sin embargo, este tiene acero en su interior. En consecuencia, el ladrón no podrá abrir la puerta con este método tan simple y común.

 

Debéis cerrar vuestra puerta con llave

Sin importar cuál sea vuestro tipo de cerradura, es importante cerrar la puerta con llave siempre, pues de lo contrario les dejaréis a los ladrones un acceso a vuestra vivienda mucho más fácil y sin mucho esfuerzo. Así pues, con la técnica conocida como “resbalón”, los ladrones tendrán que tomar un plástico duro y flexible e introducirlo entre la puerta y la cerradura. Y así, con un poco de paciencia, conseguirán que la puerta se abra con facilidad.

¿Tengo una cerradura fácil de abrir, qué hago?

En este caso, lo mejor que podéis hacer es reemplazarla lo antes posible. Primero, cambiad el cilindro. Y si queréis sacarle un mejor provecho a vuestra inversión, entonces cambiar la cerradura e instalar una que os ofrezca una mayor protección anti robos. Adquirid una cerradura que cuente con la técnica del antibumping y anti palanca, entre otros.

Recordad que ninguna cerradura es imposible de abrir al 100%, en cambio, sí podréis ponerle la situación más complicada al ladrón, por muy experto que este sea. Así, si el ladrón no puede darse el lujo de continuar intentando abrir la puerta por más tiempo, desistirá e irá a probar suerte en otro sitio.

Finalmente, no dudéis en hacer esta inversión y evitar que los ladrones vean vuestra propiedad como un objetivo fácil y así, robar lo mucho o lo poco de valor que tengáis en vuestra casa. Cambiar vuestro cilindro, estos suelen ser de muy bajo costo, si lo comparamos con lo que os pueden robar los ladrones y el susto que os pueden provocar.